Translate

viernes, 13 de septiembre de 2013

Momo

Siempre he admirado a esos portentosos autores que son capaces de aunar en un mismo libro un entrañable cuento para niños y una lección de vida para adultos. Michael Ende, sobradamente conocido por su "Historia Interminable", es uno de estos escritores mencionados que consigue con "Momo" crear de forma fascinantemente cándida una aventura para niños, a la vez que arroja una tremenda crítica al comportamiento de la sociedad actual.

Como detalle curioso señalar, relativo a esta sociedad actual, que la historia aún escrita hace 40 años, sigue casando terriblemente con un problema vigente en nuestro mundo de hoy.

Momo es una dulce niña que vive en un anfiteatro a las afueras de una ciudad y que brinda a los habitantes de la misma la posibilidad de ser escuchados. Tiene la virtud de hacer que en las personas, cuando hablan con ella, aflore lo mejor de sí mismas. Descubren en estas conversaciones con la pequeña, la verdad de las cosas consiguiendo sacar al exterior la mejor versión de cada uno. 
Todo en su país parece perfecto hasta la aparición de unos curiosos personajes, los hombres grises, que vienen a cambiar la tranquila existencia de los habitantes y ofrecer riquezas a cambio de tiempo.

Se relata la historia de una vida, de tu vida. Sí, así es, también de la mía. Ende desgrana por medio de metáforas lo mejor y lo peor de una sociedad atrapada por el consumismo, las prisas y el despotismo. Una comunidad que se dedica a ahorrar tiempo para triunfar, sacrificando con ello las pequeñas pasiones de la existencia. Deja latente la pérdida de esos momentos que realmente nos hacen felices y el poco coste que los mismos implican. Enriquece a las gentes del país de Momo a costa de sus sueños, sus inquietudes, sus charlas, sus costumbres... y todo ello de una forma apenas perceptible, pidiéndoles su tiempo. Pero ese tiempo es una clara referencia a la pérdida de la visión de lo que realmente es importante en la vida. Sólo Momo, que representa la inocencia, la honestidad y la valentía, parece darse cuenta del trasfondo de lo que está sucediendo. Entiende que los hombres grises sólo ofrecen riquezas a sus amigos a cambio de una vida de miseria emocional.

Los hombres grises son una triste humanización de los valores contaminantes y negativos de la sociedad (la impaciencia, el desdén, la ambición desmedida, el egoísmo, las prisas). De todos esos defectos terriblemente presentes en las personas, que a día de hoy la sociedad se esfuerza por hacer emerger.

Hay mucho, muchísimo que aprender de este libro. Te hace pararte a pensar qué estas haciendo con tu vida, con tu tiempo, con tu trabajo. Pues según Ende, el ser humano vive obsesionado con ahorrar tiempo de una forma penosamente ineficaz, perdiendo virtudes significativamente importantes (la empatía, la paciencia, la dulzura, la comprensión) y dejando pasar dolorosamente los momentos realmente importantes de su existencia. Todo ello para finalmente ser infelices, puesto que la experiencia nos demuestra que cuanto más tiempo intentamos ahorrar, menos tiempo parecemos tener.

El libro es una dura crítica a la mentalidad humana, que como ya digo no se ha quedado desfasada lo más mínimo en la actualidad. Lo cual me hace preguntarme ¿cuánto tiempo llevamos comportándonos así? ¿No es demasiado ya?



"Y todo el tiempo que no se percibe con el corazón está tan perdido como los colores del arco iris para un ciego o el canto de un pájaro para un sordo. Pero, por desgracia, hay corazones ciegos y sordos que no perciben nada, a pesar de latir."




PUNTUACIÓN:  

8 comentarios:

  1. Demasiado sí, el problema es que nos quedan muy pocas Momos. Me encantó el libro y me gusta mucho como lo describes, Hende es capaz de llegar a lo más profundo de uno desde la sencillez que no tienen otro tipo de autores que aún tratando la misma temática son mucho más pretenciosos. Me lo has traído de vuelta y las cosas no ocurren porque sí así que me lo apunto para releer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que parte de la belleza de sus libros está justamente en eso. En que Ende los escribe de una forma magistral pero sencilla, de ahí que puedan ser leídos como cuentos para niños. Es un libro tan pequeño y sustancioso, que se puede releer tantas veces como uno lo eche de menos y siempre te aporta algo nuevo. Así que me alegro de que lo hagas :)

      Eliminar
  2. Weeeee, ésta si la he visto ^_^ aunque hace mucho que la vi, igual debo darle otro visionado :)

    Por lo que recuerdo la peli también molaba un montón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película no la he visto la verdad. Pero me la apunto para ver, que también puede tener su puntito.

      Eliminar
  3. Hola, soy Pablo, del blog Libros Lectureka! Quería avisarte de que te he nominado a un premio en mi blog: http://libroslectureka.blogspot.com.es/2013/09/nominados-los-liebster-awards.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisisismas gracias!!! :D:D Que ILUSIÓN!!! Ya me he hecho seguidora tuya. Mil gracias por considerar que mi blog merece tu nominación. Un saludo a Pablo y María!!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. También a mí la verdad. Es un libro muy especial :)

      Eliminar